Agenda una Llamada

y cuéntanos en que podemos ayudarte.

7 Formas de crear un espacio de trabajo más inclusivo

Buk Buk

En Buk creemos firmemente en que para crear espacios de trabajo felices es necesario promover la inclusión y el respeto por las diferencias, porque son ellas las que hacen únicos a todos y cada uno de los colaboradores.

 

Para que una empresa sea completamente inclusiva, necesita trabajar en la promoción del reconocimiento de esas diferencias, asegurándose de que todos se sientan valorados no solamente por su talento, sino también por quienes son como seres humanos. 

 

Tener una empresa inclusiva va más allá de contratar personas con estilos de vida diversos, con algún tipo de discapacidad física, orientación sexual o género. Por eso, en este artículo te presentamos 7 formas en las que puedes crear un espacio de trabajo más inclusivo:

 

1. Educa a tus líderes

 

Para potenciar la cultura incluyente dentro de tu empresa, es indispensable que quienes ocupan cargos de liderazgo sean los primeros que la impulsen. Los líderes y directivos de la organización deben estar comprometidos con estimular la diversidad al interior de sus equipos de trabajo. Por lo que deben estar abiertos a contratar colaboradores sin importar su nacionalidad, género, color de piel u orientación sexual. 

 

Como empleador necesitas entender a tus colaboradores para que así puedas saber de qué manera puedes potenciar sus habilidades y qué herramientas facilitarles para conseguir ese objetivo.

 

2. Establece metas de inclusión y monitorea el progreso

 

Sin objetivos específicos establecidos, la meta de crear un lugar de trabajo más inclusivo va a quedarse solamente sobre el papel. Por esto, es necesario que establezcas objetivos medibles para saber si tus esfuerzos están dando resultados. Si bien todos los progresos no pueden ser medidos, el monitoreo constante te brinda el panorama completo, indicándote en qué estás contribuyendo y en qué aspectos puedes mejorar respecto a la inclusión.

 

3. Diseña estrategias de reclutamiento inclusivas

 

Cuando la inclusión hace parte de los objetivos corporativos, resulta más fácil extender esta cultura a todas las áreas de la organización. Es importante que  se adopte en todos los procesos de la empresa, como en el de reclutamiento. Los profesionales de recursos humanos, que son quienes se encargan de reclutar talento, deben asegurarse de que los candidatos cumplan con las necesidades específicas del cargo, y además utilizar estrategias de contratación inclusivas, que estructuren equipos de trabajo más diversos, en los que las diferencias otorguen un valor agregado.

 

4. Brinda espacios seguros a tus colaboradores

 

Para que tu empresa sea un lugar más inclusivo, necesitas brindar espacios seguros a tus colaboradores, especialmente a aquellos que hacen parte de una minoría. Asegúrate de que tu oficina esté libre de comentarios que juzguen y de actitudes que excluyan, y si llegan a presentarse, asegúrate de contar con protocolos para afrontar esta situación.

 

5. Relaciónate con tus colaboradores

 

Es importante mantener una relación profesional con tus colaboradores; sin embargo, esto no significa que no puedas conectar con ellos en un nivel personal. Es decir, que tus colaboradores puedan ser transparentes contigo, y tú con ellos, sobre su propia vida. Un ejemplo claro, es el que ninguno sienta que debe esconder su orientación sexual por miedo. Además, asegúrate de tratar a todos con el mismo respeto y no hacer comentarios o tener actitudes que vulneren su privacidad.

 

6. Fomentar una cultura de comunicación

 

Las reuniones individuales no sólo sirven para proporcionar retroalimentación sobre el desempeño laboral, también son una oportunidad para generar confianza entre el colaborador y el líder.  La confianza es clave ya que brinda la oportunidad de tener un diálogo abierto que permita que los colaboradores expresen sus sus necesidades, comentarios sobre cómo se sienten en la compañía o los desafíos que pueden estar experimentando.

 

7. Garantiza la accesibilidad física y digital

 

Desplazarse dentro de un lugar de trabajo con barreras físicas es difícil, y en algunos casos, imposible para las personas con discapacidad. Tu empresa debe priorizar la seguridad y la comodidad de todos, lo que significa disponer de rampas para sillas de ruedas, pasillos amplios, ascensores, etc.

 

Ahora con el teletrabajo, garantizar la accesibilidad también puede implicar un presupuesto para las oficinas en casa, de modo que los trabajadores remotos puedan adquirir sillas cómodas, escritorios que les permitan trabajar cómodamente o cualquier otra cosa que necesiten. 

 

Recuerda que la accesibilidad digital hace parte de la inclusión. Asegúrate de que los sitios web y otros materiales digitales que necesiten tus colaboradores con algún tipo de discapacidad, sean compatibles con lectores de texto y de pantalla y con subtítulos de vídeo.

Artículos relacionados

❮ Volver al Blog