Cultura y bienestar laboral

Explorando Tipos de Contrato de Trabajo

<span id=hs_cos_wrapper_name class=hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text style= data-hs-cos-general-type=meta_field data-hs-cos-type=text Explorando Tipos de Contrato de Trabajo

| 4 Minutos de lectura

| Publicación septiembre 29, 2023| Última actualización septiembre 29, 2023


Síguenos

En el mundo organizacional el establecer de manera clara las normas de juego es un punto sumamente importante, es por esto que el contrato de trabajo se ha vuelto una pieza fundamental para la relación entre empleador y colaboradores. A lo largo de la historia estos contratos se han ido adaptando según las cambiantes necesidades de la economía y de la sociedad. Conoce los distintos tipos de contratos existentes y deja sobre la mesa los pros y contras de cada uno de ellos.

 

 

• CONTRATO A TÉRMINO INDEFINIDO

Si hablamos del contrato a término indefinido es quizá el más común de las vinculaciones laborales. En este acuerdo contractual el colaborador es vinculado sin una fecha de finalización específica. Es decir, el trabajador permanecerá en su puesto de trabajo, ejecutando todas sus labores asignadas durante el tiempo que ambas partes señalen como necesario, todo esto siempre y cuando las condiciones estipuladas sean aplicadas.

Hay múltiples ventajas cuando se habla de este contrato a término indefinido. Los colaboradores que laboran bajo este contrato suelen disfrutar de beneficios como vacaciones pagadas, seguro médico, crecimiento profesional, y aumentos salariales a largo plazo. Por otro lado, también existen desventajas que son necesarias de contemplar, desde el lado del empleador suele estar la problemática de no saber despedir a un colaborador sin una causa justificada. 


• CONTRATO A TÉRMINO FIJO 

A diferencia del indefinido que ya conoces, este contrato cuenta con una fecha de finalización específica. Este tipo de relación laboral es elegida comúnmente para empleados que trabajan en proyectos temporales o estacionales. Por ejemplo, un contratista en una obra de construcción diseña un equipo de trabajadores por un periodo determinado, en pro de terminar su proyecto en particular.

La mayor ventaja para el empleador al momento de implementar este tipo de contrato es la capacidad de ajuste en la fuerza laboral según las necesidades. A su vez, para aquellas personas que buscan sumar experiencia laboral de manera rápida y diversificada también resulta un contrato positivo. Por otro lado,  la incertidumbre a futuro sobre su vida laboral suele ser la mayor desventaja para este tipo de relación contractual. Muchas veces el colaborador piensa a futuro sobre lo que pasará el día después de su finalización de contrato y resulta en un malestar en su salud mental.  


• CONTRATO A TIEMPO PARCIAL

Este tipo de contrato de trabajo ha venido cogiendo fuerza la última década ya que se adapta a un modelo de trabajo un poco más flexible lo cual resulta muy atractivo para los colaboradores. Este acuerdo laboral indica que los trabajadores trabajan menos horas que un empleado a tiempo completo y manejan un horario dividido y flexible. La mayor ventaja de este contrato es la flexibilidad tanto para los empleados como para los empleadores, la vida laboral y la vida personal tienden a encontrar un mejor balance para las personas que trabajan bajo este contrato. Por otro lado, la desventaja principal es que la mayoría de personas que trabajan a tiempo parcial usualmente no cuentan con los beneficios de seguro médico y vacaciones pagas. 


• CONTRATO A TIEMPO COMPLETO

Este tipo de contrato es el más usado y el más tradicional, consta de la primicia de que el empleado trabaja una cantidad fija de horas a la semana, generalmente 40 horas y recibe a cambio su salario regular. Sumado a esto entran a considerarse beneficios como el seguro médico y las vacaciones pagas. La ventaja que este contrato otorga es la de la estabilidad laboral, la seguridad financiera y los beneficios laborales. Por otro lado, la flexibilidad es innegociable, por ende algunas personas ven este tipo de contrato como un limitante para expandir su vida personal. 

 

 

• CONTRATO DE PRÁCTICAS

Estos son también conocidos como pasantías o prácticas profesionales, son contratos a corto plazo que pueden estar estipulados desde tres meses en adelante y permiten a los estudiantes o recién graduados adquirir experiencia laboral en su campo específico a desarrollar. Este tipo de contrato suele ser remunerado pero con un nivel más bajo a comparación de un salario profesional. 

La principales ventajas para la organización al implementar este tipo de contratación es la posibilidad de adquirir talento humano con alto potencial de mejora por un costo bajo. Los practicantes al momento de hacer su primer ingreso al mundo laboral suelen ser más comprometidos con la empresa y proactivos por la obtención de buenos resultados.


• CONTRATO DE TRABAJO INDEPENDIENTE O FREELANCE

Esta forma de empleo apoya el trabajo autónomo. El contrato de trabajo independiente o freelance permite al colaborador prestar sus servicios a múltiples clientes o empresas, los trabajadores son responsables de sus propios negocios, incluyendo la facturación, el seguro y la gestión de impuestos. Esta modalidad de contratación es muy adoptada por periodistas que no se vinculan a cadenas de medios, y todo tipo de trabajo que no dependa de una estructura organizacional para ser ejecutada. 

La principal ventaja de este contrato es la libertad y la flexibilidad de horario laboral. Sin embargo, estas personas no suelen contar con los beneficios tradicionales del mundo organizacional como lo son el seguro médico o las vacaciones pagadas.

¡Déjanos tu comentario!

Artículos relacionados