Agenda una Llamada

y cuéntanos en que podemos ayudarte.

Pago de nómina

¿Qué es el adelanto de pago y cómo funciona?

Buk Buk

La gestión administrativa, especialmente dentro del contexto de los recursos humanos, ha experimentado una transformación sin precedentes gracias al proceso de desarrollo digital. Optar por herramientas automatizadas se ha convertido en una fuente de eficiencia, ahorro y productividad. El imparable crecimiento del teletrabajo y la ruptura con las restricciones geográficas ha multiplicado las sinergias entre empresas y profesionales y, en consecuencia, las necesidades administrativas se han disparado.

Uno de los trámites más problemáticos es el adelanto de pagos. En el siguiente artículo te explicamos de qué trata y cómo implementarlo en tu empresa.

 

¿Qué es el adelanto de pago?

El adelanto de pago, también conocido como adelanto de nómina, es una retribución que se formaliza por adelantado. La empresa paga el salario mensual correspondiente al empleado antes de la fecha estipulada de cobro.

 

¿Cómo funciona el adelanto de pago?

A pesar de que, en general, esta práctica es poco común, no siempre constituye una decisión de la empresa. En algunos países como España, el anticipo es un derecho de los trabajadores estipulado por ley. No obstante, en otros, responde a la voluntad del empresario y se lleva a cabo tras un pacto bilateral previo entre el trabajador y el empleador.

 

Para formalizar un anticipo de nómina es importante tener en cuenta que el pago por adelantado se extraerá del salario neto, es decir, después del descuento de los impuestos aplicables por ley.

 

Aunque el adelanto de pagos es un derecho común a todos los trabajadores, su aplicación puede variar dependiendo del sector de actividad. En algunos convenios se especifica, por ejemplo, una cuantía máxima que el trabajador puede solicitar en concepto de anticipo. Lo más común es que el límite se sitúe en un 90% del salario correspondiente por un trabajo ya llevado a cabo. Además, en muchas compañías los pagos por adelantado pueden solicitarse por un trabajo futuro.

 

Para tramitar la operación, el empleado debe formalizar la solicitud de anticipo a sus responsables directos o, en su defecto, al departamento de Recursos Humanos. Aunque el modelo de solicitud presenta grandes similitudes en todas las empresas, no existe un protocolo específico. Cada empresa puede tramitarlo de diferente forma, o bien a partir de formularios propios o bien a partir de aplicaciones digitales especializadas como Buk. 

 

¿Cuántos tipos de anticipos de nómina existen?

La naturaleza de un adelanto depende del origen del mismo, es decir, de su concepto. Un adelanto de pago puede llevarse a cabo por un trabajo ya realizado, por un trabajo que aún no se ha desarrollado pero que en un futuro próximo se llevará a cabo o, por último, respondiendo a pagas extraordinarias.

 

En la mayoría de ocasiones, el anticipo por trabajos ya realizados se lleva a cabo cuando el trabajador solicita el cobro antes de que llegue el día de pago estipulado por contrato, generalmente, suele ser a finales de mes o principios del mes siguiente. Cuando esto ocurre, la cuantía percibida es descontada de la nómina.

 

Su gestión depende de las condiciones que establezca la empresa (en caso de que no haya una regulación específica al respecto). El porcentaje máximo a solicitar puede ser una de ellas.

Cómo reflejar un anticipo de salario en la nómina: Paso a paso 

La cantidad que el empleado perciba en concepto de anticipo debe descontarse de su nómina. Esto significa que, desde el punto de vista administrativo, debe quedar reflejado.

 

Al tratarse de un descuento, el concepto debe aparecer dentro del apartado de deducciones, junto al resto de conceptos que se deducen del salario bruto.

Sin embargo, al tratarse de un movimiento poco habitual, puede generar cierto descontrol, sobre todo en compañías de grandes plantillas. En un contexto altamente dinámico como el actual en donde la presencia de colaboradores freelance se ha multiplicado con el auge del teletrabajo, puede ser bastante problemático. Lo más recomendable es recurrir a una plataforma especializada que permita automatizar este tipo de trámites.

 

Buk es una plataforma tecnológica que proporciona una gran cantidad de herramientas para cubrir las necesidades de los colaboradores. Con ella, es posible optimizar los flujos y procesos de trabajo en el área administrativa de tu empresa y llevar un mayor control sobre ellos. ¿Aún no la conoces?

 

Ebook descargable

Artículos relacionados

❮ Volver al Blog