Agenda una Llamada

y cuéntanos en que podemos ayudarte.

Cultura y bienestar laboral

Ciclo de vida del colaborador: 5 etapas y su importancia

Buk Buk

El departamento de RRHH es esencial en el éxito de una compañía. Esto se debe a que bajo sus “hombros” pesa la responsabilidad de mantener contentos a los trabajadores de la empresa. ¿Deseas mejorar la experiencia de tus colaboradores? El ciclo de vida laboral del trabajador (employee lifecycle [ELC]; en inglés) incluye 5 etapas, reclutamiento, inducción, desarrollo, retención y separación. 

 

Pues bien, como Gerente de Recursos Humanos, es esencial que tomes en cuenta la importancia de cada etapa, a fin de mejorar la experiencia completa de tus colaboradores, lo que a su vez contribuye a la productividad de la empresa.


Las 5 etapas del ciclo de vida del empleado

Las cinco etapas del ciclo de vida del empleado permiten ponderar la manera en cómo los colaboradores se relacionan con la empresa. Ciclo de vida del colaborador es un término que define el confort que puede experimentar un empleado en la Organización. 

 

Si entiendes cada etapa podrás implementar el engagement (sentido de compromiso o pertenencia empresarial).

 

Atracción

Atracción o reclutamiento es el primer paso. En esta etapa se pretende atraer a talentos empresariales que puedan ocupar puestos que suplan las necesidades de la empresa. 

 

¿Cómo se puede atraer a profesionales capacitados? Debes implementar estrategias que le aporten valor a la marca empresarial. La cultura empresarial juega un papel esencial en la búsqueda de vacantes. 

Al momento de ofrecer la oferta laboral se debe especificar los beneficios del puesto laboral, las compensaciones y el crecimiento profesional. De este modo, se generan expectativas e interés en la vacante. 

 

Una oferta laboral ineficaz no logra atraer a verdaderos talentos profesionales. En cambio, una oferta de atracción efectiva debe especificar lo que el colaborador obtendrá en la empresa, lo que permite que “desee formar parte de la organización”. 

 

Onboarding

Onboarding o inducción es la segunda etapa. En este punto, ya se ha seleccionado a los colaboradores para cada puesto laboral. 

 

En el onboarding es necesario que los nuevos trabajadores conozcan la estructura de la empresa, el flujo de trabajo, los propósitos del cargo y otras exigencias. Según ciertas estimaciones laborales el “50% de los empleados seniors se van de la empresa en los primeros 18 meses de contratación”, esto se debe a que no entendían lo que se esperaba de ellos.

 

Desde luego, la inducción debe ser positiva. En este sentido, se debe dar una calurosa bienvenida a los nuevos trabajadores, ya que esto repercute en su desarrollo profesional. Ciertos estudios empresariales indican que “la primera impresión de la empresa incide en la actitud con qué se ve el nuevo cargo empresarial”, lo que puede ser decisivo en el desarrollo y crecimiento dentro de la empresa.

 

Desarrollo

El desarrollo profesional dentro de la compañía incrementa la productividad, a su vez, mejora el compromiso del colaborador con la empresa. 

 

Algunos Gerentes de RRHH han llevado a cabo cursos de capacitación por expertos, por ejemplo, magíster, diplomados, seminarios o charlas, lo que alimenta la lealtad e integridad.

 

Por otra parte, es esencial implementar estrategias de reconocimiento de talento, lo que puede llevar al colaborador asumir cargos de mayor nivel y por supuesto mejor compensación económica.

 

Si no se cuenta con muchos recursos para capacitación profesional, se puede promover el trabajo en equipo y de colaboración, en el que los empleados puedan compartir conocimientos, y de este modo se logre una capacitación y crecimiento en la oficina sin que haya gastos de recursos.

 

Retención

Ninguna empresa tiene éxito si constantemente tiene nuevos empleados. La razón de ello es que los nuevos colaboradores no tienen suficiente experiencia, así que su productividad es inferior a la de un colaborador experimentado. En tal sentido, se debe valorar los talentos de tu empresa y retenerlos.

 

Como gerente de recursos humanos, puedes implementar medidas a fin de que los colaboradores se sientan satisfechos con sus funciones y crecimiento. Por ejemplo, puedes hacer encuestas acerca del ambiente laboral, las aspiraciones de desarrollo profesional, así como a los obstáculos a los que tus colaboradores se están enfrentando.

 

Si implementas una vía para que los trabajadores puedan presentar reclamos, podrás tomar decisiones que contribuyan a mejorar el entorno empresarial, lo que a su vez contribuye a retener a los colaboradores por mucho tiempo.

 

Offboarding

Offboarding o separación, es la etapa en la que un colaborador decide dejar la empresa. La pregunta que debes responder ante este escenario es “¿por qué?” 

 

Una empresa bien consolidada debe tener como cultura organizacional no perder a sus colaboradores, por lo que es provechoso preguntar las razones que llevan a la renuncia. De esta forma, puedes implementar medidas para mejorar el posible problema que se está desarrollando dentro de la compañía.

 

En resumidas cuentas, el ciclo de vida del colaborador conlleva 5 etapas que son muy importantes, ya que estas permiten que puedas contribuir a que el nuevo integrante de la empresa pueda trabajar con actitud positiva y de forma prolongada en la empresa, lo que a su vez mejora la productividad de esta.

Nueva llamada a la acción

Artículos relacionados

❮ Volver al Blog