Derecho capacitación laboral

Gestión de Personas

Derecho a la capacitación laboral: solicítalo en tu trabajo

Buk Buk

Puede que no lo sepas, pero tienes derecho a la capacitación laboral dentro de la empresa que trabajas. Ahora bien, ¿quieres saber cómo puedes solicitarla y qué es lo que puedes conseguir con esta acción?

A continuación, te contaremos todo lo que debes saber sobre este tema.

¿Por qué tienes derecho a la capacitación laboral?

No se trata de algo únicamente moral, sino que también la propia ley establece el derecho a la capacitación laboral. Según el artículo 21 de la Ley 50 de 1991 en Colombia, las empresas que tengan más de 50 trabajadores, con una jornada de 48 horas a la semana, tienen derecho a recibir 2 horas de dicha jornada en actividades especiales.

En este caso, no solamente se trata de la capacitación, sino también de las actividades recreativas, culturales y deportivas. Estas deberán estar a cargo del empleador. Por lo tanto, el Decreto 1127 de 1991 reglamentó que justamente esta persona será quien deba elaborar los programas correspondientes.

 

El objetivo es que se pueda mejorar la productividad y las relaciones laborales, integrando a todos los trabajadores. Incluso, el Ministerio de Trabajo en el N° 158845 del 16 de septiembre de 2014, mencionó que no se puede compensar el derecho a la capacitación laboral con dinero.

Por si no lo sabías, el empleador que incumple con esta norma está dispuesto a recibir las sanciones respectivas por las autoridades.

 

Ahora bien, también el trabajador tiene la obligación de acudir a esas capacitaciones. El decreto 1127 de 1991, en los artículos 3, 4 y 5, comenta que ellos deben acudir obligatoriamente si se programan dentro de la jornada laboral. En caso de efectuarse en los días de descanso, serán opcionales y podrán solicitarlas.

¿Cómo solicitarla en tu empresa?

Ahora bien, ya sabes que tienes derecho a la capacitación laboral en tu compañía. No obstante, para pedirla, debes tener en cuenta algunas cuestiones. La primera tiene que ver con el tamaño de la compañía. Si no tiene más de 50 trabajadores, no se encuentra alcanzada obligatoriamente por la ley actual.

 

Esto significa que el hecho de capacitar a los trabajadores será algo optativo por parte de los empleadores. No obstante, en muchos casos es verdad que ellos no utilizan estos recursos para nutrir profesionalmente a sus empleados de forma directa. En cambio, son ellos mismos los que tienen que solicitar un programa específico con el cumplimiento de objetivos.

 

Averigua si ya existen programas de capacitación

Por lo tanto, lo primero que debes averiguar es si ya existen programas de capacitación dentro de la empresa. ¡Puede que estén presentes, pero escondidos! Para ello, puedes preguntar directamente con el área de Recursos Humanos o con el líder de la compañía, según si tienes trato directo con él o no.

 

Habla con las personas correspondientes

Una vez hecho esto, puedes solicitar el derecho a la capacitación laboral de manera informal. Esto significa que únicamente necesitas tener una conversación con un supervisor. Allí puedes aclararle que te gustaría recibir formación sobre un determinado tema en el que quieras mejorar. Si todo sale bien, ellos se encargarán de todo.

 

Revisa tus responsabilidades

Aquí entra en juego la cuestión de la obligatoriedad. El programa estará cubierto 100% por la compañía, ya que lo financian para tener un desarrollo empresarial. En caso de que se aplique fuera de tu horario laboral, tendrás derecho a realizarlo o no. No obstante, si esta capacitación se hace en tu rutina de trabajo, tendrás que hacerla obligatoriamente.

 

Evalúa la preparación de un documento formal

Otra alternativa consiste en redactar un documento más profesional, que puede tener connotaciones legales. Esta opción se utiliza en caso de que el área de Recursos Humanos o tu propio empleador no haga caso a tu solicitud. Es decir, que no te muestre si existen programas de capacitación ni te hagan saber sobre tus propios derechos.

 

Argumenta las razones de tu petición

En esos casos, deberías preparar un documento en el que demuestres querer ejercer el derecho a la capacitación laboral. No debería tener más de unos renglones. Además, debes mostrarte dispuesto a realizar todas esas tareas para tu crecimiento profesional, ya que posiblemente formarán parte de tu propia rutina laboral.

 

Cita la normativa y ayúdate de profesionales como Buk

En estos casos, es indispensable citar la normativa correspondiente que te habilita a tener derecho a la capacitación laboral. Para lograr un buen resultado, puedes aprovechar nuestros servicios en Buk.

 

Podrás organizar con nosotros todas tus peticiones laborales de una manera exitosa y estar al tanto de todos los detalles. ¡Esperamos que esta información te haya sido de ayuda!

 

CTA-Capacitación-laboral

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Evolución de la gestión de personas: plataforma integral de beneficios labo.

Conoce la evolución de la gestión de personas gracias a la evolución tecnológica, una plataforma integral de beneficios ...

¿Qué es un software de gestión de personas?

Aprende sobre los beneficios que tiene para tu empresa la implementación de un software de gestión de personas. Lo que n...

Descuentos que se aplican al pago de vacaciones

Entérate cómo se aplican los descuentos al pago de vacaciones en los colaboradores de tu organización. Lo que debes sabe...